SUMARIO

SECCIÓN MONOGRÁFICA

La obesidad infantil y juvenil

Dr. José Antonio Serrano
Coordinador del Área de Salud de TFW.
Ex Jefe del Servicio de Neumología del Hospital Universitario de Getafe

El artículo incluye una serie de recomendaciones de cara a la prevención de la obesidad. Para los niños, se recomienda el aumento del consumo de frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos; la reducción de la ingesta total de grasas y la sustitución de las saturadas por las instauradas; aminorar la ingesta de azúcares; mantener la actividad física -un mínimo de 60 minutos diarios- y hasta los 10 años, dormir 10 horas diarias. Respecto a los padres, se aconseja realizar las principales comidas,al menos una, con sus hijos;  comer todos lo mismo, que los niños vean como sus padres se sirven la comida y comen de todo sin dejar nada en el plato; dar al desayuno el valor que tiene: la comida más importante del día; evitar premiar utilizando para ello unos u otros productos alimenticios, no comer viendo la televisión, promover juegos familiares que requieran actividad física así como fomentar hábitos deportivos que disminuyan el tiempo de ocio sedentario –videoconsolas, ordenadores, móviles- que además de influir en el sobrepeso alteran el sueño infantil. La mejor estrategia para reducir la incidencia global de la obesidad es la prevención en las edades tempranas de la vida, antes incluso del nacimiento.

Si quieres leer el artículo completo, puedes descargarte el archivo en pdf

Palabras clave:

obesidad infantil, obesidad central, índice masa corporal (IMC), obesidad abdominal